Abogados SOL

Abogados SOL
Abogados SOL

16 septiembre 2015

PLAZO PARA CONSTITUIRSE ACUSACIÓN PARTICULAR

      Hace tiempo que se nos viene diciendo que en el procedimiento penal el gran olvidado es la víctima, y que se hacía necesario una series de medidas que ofrecieran una mayor protección y tutela en el proceso penal a las víctimas de los delitos.El legislador nos informa que  mediante la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito, y cuya entrada en vigor será para el 28 de octubre del presente año, esta carencia iba a quedar subsanada.


     Sin embargo, si bien no se puede negar que en determinados aspectos se ha mejorado la posición de la víctima, este objetivo de política social casa mal con la limitación al plazo para ejercer la acción penal que dicha Ley otorga a la víctima. 

     Desde el año 2005 y por vía jurisprudencial (STS 170/2005) se admite la personación apud acta de la acusación particular incluso en el momento de iniciación del juicio oral, si bien con ciertas limitaciones lógicas y necesarias para garantizar igualmente la defensa del acusado. De esta forma se entienden prescritos cuantos trámites ya hubieran sido realizados, sin derecho a la retroacción de las actuaciones ni a las acusaciones o exposición de hechos sorpresivas. 

     El fundamento legal de esta conclusión, se sustentó en la modificación del artículo 783 de la LECrim, el cual, en su anterior regulación remitía al artículo 110 del mismo cuerpo legal, dicho artículo 110 limita el momento de la personación de la acusación particular al acto del trámite de calificación del delito. Modificado este artículo y desaparecida dicha remisión, el Tribunal Supremo viene interpretando que el derecho constitucional a la defensa y la igualdad de armas casa mejor con una interpretación pro actione en la aplicación del artículo 785.3 LECrim, que exige en todo caso la información a la víctima del delito del lugar y momento de celebración del juicio oral aunque no fuera parte del proceso y no debiera intervenir. Esto convierte a la víctima en partícipe de ese momento procesal, y le permite actuar en el mismo mediante la personación, incluso al momento de iniciarse el acto de la vista. 

     Así, mediante esta interpretación, el Tribunal Supremo viene considerando que se ofrece mejor cumplimiento del precepto constitucional referido que mediante una aplicación rigorista del artículo 110 LECrim.

   Pues bien, mediante la Ley 4/2015, a través de la disposición final primera, en su apartado veinticuatro, el legislador ha procedido a modificar el artículo 785.3 LECrim, dejando sin sustento legal esta interpretación jurisprudencial vigente desde el año 2005. Ahora dicho artículo establece que sólo se comunicará la fecha y lugar del juicio a la víctima que lo haya solicitado. El artículo queda redactado de la forma siguiente:

<<Cuando la víctima lo haya solicitado, aunque no sea parte en el proceso ni deba intervenir, el Secretario judicial deberá informarle, por escrito y sin retrasos innecesarios, de la fecha, hora y lugar del juicio, así como del contenido de la acusación dirigida contra el infractor>>

    Mientras, la limitación al plazo de la acción del artículo 110 LECrim no sólo no ha desaparecido sino que se ha visto reforzada por la aparición del nuevo artículo 109 bis LECrim, que establece la misma limitación temporal al plazo del ejercicio de la acción penal por la víctima.

    Sin lugar a dudas, esto va a ser una fuente de conflicto en las futuras actuaciones judiciales, y hasta que se establezca jurisprudencia unitaria, no será extraño encontrarse con actuaciones contradictorias de distintos tribunales, diferenciando los que den primacía a una interpretación proconstitucional y los que hagan una aplicación más literal de la Ley. Toca por tanto quedar expectante y, por supuesto, intentar no apurar los plazos si no es totalmente necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, recuerda que nos puedes hacer consultas personalizadas a través de nuestra página web en www.abogadossol.es